Ciudad Futura armó una lista con sólo mujeres- Entrevista a Caren Tepp-

“SE TRATA DE FEMINIZAR LA POLÍTICA”

La concejala rosarina por Ciudad Futura reflexionó sobre la constitución de una lista conformada 100% por mujeres para llegar al Congreso Nacional.

 

Por Miguela Varela y Amadora Pajolchek

¿Por qué tomaron la decisión de conformar una lista sólo con candidatas mujeres?

La idea de conformar una lista 100% femenina surgió de una asamblea con más de 300 compañeras y compañeros de Ciudad Futura a la hora de pensar nuestra participación política en el ámbito nacional, con una candidatura al Congreso de la Nación. Entendíamos que una vez más nuestra fuerza política, que es de nuevo tipo, está convencida de que la política tiene que ser para las mayorías, y sobre todo tiene que estar en sintonía con lo que va pasando, con los debates que se van abriendo en la sociedad. La idea de conformar esta lista, es un intento por expresar una vez más este cambio cultural que se está viviendo en nuestro país, hacia una sociedad menos machista y más igualitaria. No solamente en el plano social, sino también en lo político-electoral. Existe un debate abierto que tiene que ver con el rol protagónico de la mujer en nuestra sociedad, en cómo construimos una sociedad de iguales entre hombres y mujeres que tiene que traducirse y expresarse durante la campaña política. Sino seguimos generando esta escisión entre lo que va pasando por fuera, por abajo en la sociedad y, en otro plano, lo que pasa en lo político-institucional.
Somos los partidos de movimiento, los partidos del siglo XXI, que venimos desde los territorios, los que entendemos que la única manera de construir una mejor política es expresando y poniendo en el centro de la escena pública y política los debates que se dan en la sociedad.
Estamos hablando de poder desnaturalizar un montón de prácticas instaladas, y esto necesita que el debate no quede encerrado en un grupo de convencidxs. Sino que pueda llegar a cada unx de los hogares. Y empezar a debatir de qué manera y con qué mecanismos se va construyedo esta sociedad igualitaria.

¿Cómo fue la discusión con los compañeros varones?

Fue una discusión muy rica ya que la unanimidad, la expresión, y el apoyo de todxs los compañerxs a esta propuesta habla de que, cuando decimos que vamos a integrar una lista de 100% mujeres no quiere decir que vamos a una revancha, o a empezar guerra de las mujeres contra los hombres. Es entender que tenemos un montón de compañeros que están seguros de que la construcción de una sociedad más justa, necesita que las mujeres tengamos mayor protagonismo, que tengamos las mismas posibilidades para poder llevar adelante los proyectos que se van impulsando hacia la construcción de un país que sea más inclusivo. Nos equivocamos si pensamos que al hablar de una lista de 100% mujeres vamos a llevar únicamente las banderas de las mujeres.
La apuesta política de Ciudad Futura es que el proyecto y la nueva forma de entender la política, y sobre todo de hacerla, este puesto en la voz de las mujeres. Ha sido un gran orgullo y satisfacción ver cómo todxs los compañerxs de distintas edades y distintas procedencias avalan que este es el momento de que las mujeres ganemos protagonismo, y que vayamos a dar el debate en la escena nacional.

Más allá de la estrategia electoral, ¿existe una conducción política femenina hacia dentro de la organización? ¿O se trata de una conducción mixta?

Claramente es mixta. La conducción está integrada por una asamblea ejecutiva donde está la representación de las distintas formas de participación que hay en Ciudad Futura.
Ciudad Futura es un partido de movimiento que, no sólo da pelea en el plano institucional, sino también por fuera de las instituciones. Se trata del empoderamiento de la gente común, de la posibilidad de que las mujeres y los hombres comunes se organicen y tomen en sus manos los asuntos que son de todxs.
También está la idea de la prefiguración, es decir, dejar de esperar que otros nos vengan a traer las soluciones y poder, a partir de la organización, generar alternativas. En el plano de la educación, de la comercialización, de la producción, de la cultura, y todas esas formas de expresión y de construcción de una sociedad futura que se dan en el plano de lo territorial. Y también en lo institucional, que cuenta con la referencia de hombres y mujeres que son lxs que llevan adelante las iniciativas políticas de Ciudad Futura.

¿Obtuvieron alguna reacción o respuesta por parte de los sectores más conservadores ante la conformación de esta lista?

Sin lugar a dudas. Sectores claramente conservadores y otros que, quizás de manera inconsciente, no terminan de comprender lo que significa una apuesta de estas características. Como reacciones principales salieron dos, que a mí me llaman la atención, y que son las que dan cuenta de que una propuesta de este tipo permite seguir abriendo el debate y plantear otros horizontes, que no estaban tan claramente en la discusión política.
Por un lado, el tema de la idoneidad. Lo primero que salió es que si esto es legal y es posible de hacer en términos de presentación electoral. Entonces, lo que había que ver era la idoneidad de las mujeres a la hora de llevar adelante esta tarea. Cuando el primer argumento que se toma es sobre la capacidad de las mujeres, vemos que hay una cultura machista que no cuestiona cuando el acceso a los cargos representativos son para los hombres.
No puede ser que en pleno siglo XXI tengamos que estar hablando de si las mujeres somos idóneas para ocupar cargos representativos. Me parece que es un mecanismo de defensa.
Por otro lado, pensar que se va a plantear únicamente un mundo de mujeres. Me parece que está claro que las mujeres que tenemos participación política desde hace muchísimos años planteamos un nuevo modo de sociedad, basados en otros valores como la cooperación, la autogestión y la organización.

¿La mayor parte de las propuestas se relacionan con reivindicaciones de género?

Esta idea de pensar que una lista de mujeres, solamente apunta a pensar en una sociedad de mujeres es erróneo. Las mujeres estamos en condiciones, y tenemos todas las capacidades como para pensar una sociedad que no excluye a los hombres. Este razonamiento demuestra que hay en determinados sectores que siguen pensando que la lucha y la reivindicación de las mujeres, tiene que ver con cuestión sectorial, marginal y de minorías.
Me parece que lo que permite esta candidatura es llevar adelante las propuestas que tiene Ciudad Futura acerca de cómo se construyen nuevos instrumentos políticos, nuevas formas de hacer y construir política desde abajo, con el empoderamiento de la gente común, de las mujeres pero en un sentido más amplio de una agenda de género. Se trata es de feminizar la política, de que se pongan en el centro de la escena pública y política las cualidades y las lógicas que históricamente han sido asociadas a lo femenino y que, por lo tanto, han estado desvalorizadas desde la perspectiva machista y patriarcal, como son la pasión, la empatía, la cooperación. Este camino por feminizar la política se está dando a nivel mundial, como la alcadía de Ada Colau en Barcelona, que dan cuenta de que la construcción de una nueva forma de hacer política, implica también la feminización, la manera de hacerlo más horizontal poniendo en la política una cantidad de valores y de formas de hacer que la política tradicional ha rechazado.

OTRAS NOTAS