A 40 años de habernos parido…

 

CON LAS MADRES DE LA PLAZA: SORORIDAD

Las Madres conmemoran hoy 40 años de lucha. Ellas, mujeres y sinónimo de  amor y justicia.

 

Por Amadora Pajolchek
Fotografía: Amadora Pajolchek

Durante los últimos días, la Madres de la Plaza de Mayo realizaron una serie de eventos en conmemoración a sus 40 años de lucha que culminan hoy a las 13hs. con un festival en la Plaza que les dio su nombre.

Entre ellos estuvo el evento realizado en el ECuNHi. Y así fue como el pasado, jueves  fueron recibidas calurosamente por la gente, bajaron de la camioneta que las traslada y el público presente no paraba de aplaudirlas y de  emocionarse: “Madres de La Plaza, el pueblo las abraza”.
Despacito, a paso lento, esas mujeres ya inmortales  recorrieron el hall central, abrazaron y dieron la manos todos sus hijxs y nietxs que estábamos ahí presentes. La directora del ECuNHI, Verónica Parodi fue quien las recibió formalmente  con unas sentidas palabras en las que recordó cómo pensaron y soñaron este centro cultural donde hubo tanto horror.
Participaron del homenaje  las niñas, y los niños, alumnos del ECuNHi, Lxs Susurrantes Solidarixs acción poética, especial para las Madres, susurraron textos del libro “Nacer Crear Parir, colores y poesía en las manos de las Madres”, el Ensamble Sur de Lomas de Zamora  y el coro del ECuNHi y alumnos y docentes de la EMPA (Escuela de Música Popular de Avellaneda). Las Madres recorrieron el homenaje fotográfico a cargo de alumnos y ex-alumnos del ECuNi y también la muestra colectiva “40 Años de Memoria Iluminada, sin olvidos”  que hace un repaso por los cuarenta años ininterrumpidos representados en obsequios que fueron entregados y que hoy son como tesoros. Cuarenta años de historia multiplicada por el amor y la admiración de los pueblos del mundo hacia las Madres de Plaza de Mayo. Luego se proyectó un video,  resumen de la historia de las madres para comenzar el festival que siguió con las sentidas palabras de Francisco “Paco” Durañona Intendente San Antonio de Areco.

El momento de desborde de emoción llegó con la entrega de pañuelos de parte de Hebe a tres grandes mujeres: Teresa Parodi, Teresita García y Ana Jaramillo. Teresa Parodi recordó la primera vez que entró a la ex Esma junto a las madres  pensando ya en convertirlo en lugar lleno vida. Y recordó entre risas y lágrimas las palabras de Hebe: “Acá nadie llora. Porque los 30.000 caminan con nostrxs, y nos van  ayudar a pintar este lugar con flores y soles”.
La Presidenta de Madres de Plaza de Mayo Hebe de Bonafini nos regaló unas fuertes y hermosas palabras. El auditorio entero, de pie la abrazo con aplausos incesantes. Hebe, haciendo referencia al gobierno actual nos dijo: “Pobrecitos ellos, tan desgraciados, que duermen abrazados a un fajo de dinero. Nosotros dormimos abrazadxs a nuestrxs compañerxs, a nuestrxs hijos, a nuestrxs sueños y a nuestra lucha”
Observar sus ojos es ver esas miradas que traspasan cualquier realidad y que todo lo superan. Miro sus manos arrugadas, esas manos que no dejaron quietas en toda la noche, se arreglaban los pañuelos, se tocaban los anillos, se agarraba las manos entre ellas, porque tomadas entre ellas de las manos se sostienen.
Todavía hoy me sigo preguntando cómo hicieron no sólo para sobrevivir, sino además luchar y nunca bajar los brazos. Ellas que no lucharon sólo por sus hijxs si no que lucharon por las de todxs nosotros, sí la de todxs, aún por aquellos que todavía no habíamos nacido en aquellos años oscuros.
Maravillan, emocionan. Resulta increíble la fuerza de estas mujeres que tuvieron la capacidad, y la inteligencia, aún frente al terror, para organizarse mientras eran perseguidas y les arrebataban sus familias.
Pienso en ellas, y sólo se me ocurre SORORIDAD. Porque son mujeres, madres, luchadoras incansables. Mujeres del nunca abandonar, ni la lucha, ni a sus compañerxs. Porque ellas, sororas, caminaban juntas. Porque cuando a una le pedían documento, lo entregaban todas. Y porque si una iba presa, iban todas presas.
Porque ellas nos inspiraron a miles de mujeres que levantamos sus banderas, y seguiremos caminando sus pasos en rondas eternas, seguiremos su lucha, que es la nuestra!
Con Las Madres de Plaza de Mayo: SORORIDAD! Con cada paso de su lucha: Sororidad!
30.000 Compñerxs Presentes, ahora, y Siempre!