cintillo_barrio

 

 

 

DSCN3042


HILOS PARA SEGUIR SOÑANDO

Por Javier Tucci

 

La banda oriunda del oeste del conurbano Hilos Urdimbre Orquest se presentará el próximo miércoles 10 de agosto en el Ciclo “Nuestra América Fusión” que se realiza en el Club de Arte “Vuela el Pez”, ubicado en Av. Córdoba 4379 CABA.  Antes hablaron con PPV.

Hilos te invita a navegar por ese río de telarañas que va creando historias sonoras e imágenes desde lo poético y teatral, que te conectará a lo que está por nacer, como el repentino y fugaz sonido de grillos en una noche calma, o a la inmensidad del aroma de la tierra mojada.

Los hilos del telar morenense formaron una urdiembre artística con charangos, violines, guitarra criolla, contrabajo, percusión y voces inspiradas en el significado de un encuentro que será entrañable, más allá de lo novedoso y de la fusión de sonidos y fotogramas que puedas llevarte.

¿Cómo surge la idea de Hilos y por qué?DSCN3101

Matías: En octubre de 2015 nos juntamos con Pancho a preparar unas poesías para una actividad literaria llamada Lecturas Clandestinas que se hace en Moreno. Queríamos ponerle música a nuestras lecturas. Ahí dijimos “invitemos a Flor a que cante algún tema”. También la invitamos a mi hermana, Paula, a que se sume con la percusión. Así fue como nos juntamos un día en casa sin mayor expectativa que esa presentación. Lo primero que hicimos fue a partir de un relato que musicalizamos, que habla sobre cómo todo está interconectado por hilos invisibles. Flor tomó una frase y le puso una melodía de voz: “Todo es tan fino, todo pende de Hilos”. Después de esa presentación que disfrutamos mucho, sentimos que teníamos que seguir juntándonos. Nos dimos cuenta de que nos llevábamos muy bien musicalmente y que todo empezaba a fluir. Al poco tiempo empezamos a pensar en otra presentación, una propia, y en que teníamos que tener un nombre. Ahí surgió “Hilos”

¿Qué hilos están tendiendo y qué sueños están tratando de atrapar a través de la música fusión?

Pancho: Algo que se le escapó a Matiu es  que también nacimos en un viaje que hicimos “de toque” al Norte Argentino, cuna de nuestras inspiraciones.  Y creo que el viaje; la aventura, conocer, rodar,  los paisajes y  trajinar en la incertidumbre,   en Hilos es toda una matriz. Por ello no sabemos realmente  qué tejidos estamos tendiendo,  somos niños  viajando en  alguna senda musical muy incierta. A pesar de esa vacilación iniciática, en Hilos  hay una intención fascinante  de querer decir cosas: qué aromas y qué nieblas nos atraviesan en estos tiempos.

Tal vez por ahí vienen nuestros sueños;  viajar  y  decir  “cosas” a través de la  música y sobre todo  en esa  fantástica conjunción de la vida urbana y rural que transitamos  en la provincia de Buenos Aires.  Es extraño pero Flor, la cantante de Hilos, vive cerca de un bellísimo lago  espejo y un bosque enorme, el Parque los Robles (La Reja) y Matías y yo  en la vorágine histriónica y seductora  de la ciudad, que también nos gusta, ojota.  En ello la idea de la fusión es ineludible y casi natural; buscar y amalgamar distintos géneros.

 ¿Existe una catalogación artística para Hilos o eso es demasiado encasillamiento y lo dejamos librado a lo que sienta el espectador?

Flor: Encasillar algo siempre es una suerte de guillotina, de recorte, de decir hasta acá. Preferimos buscar sonoridades, textos, voces y  canciones, sin límites, y además me parece que siempre es más bello o asombroso  lo que el otro descubre al escucharnos, más que los nombres que nosotros le pongamos a las cosas. Pero hay una propuesta artística que es intentar conjugar nuestras canciones con relatos literarios, intervenciones filosóficas, danza, proyecciones y también con lo que el azar nos vaya encontrando, es decir también le damos posibilidad a la magia.  Una amiga había sintetizado nuestra propuesta en “mixtura de ritmos, sones poética, dulzura y filosofía urbana”.  Síntesis que nos encanta.

DSCN3100¿Tienen material discográfico o piensan en grabar a la brevedad?

Pancho: Todavía no. Pero hace poco charlábamos con algunos amigos (vieron como son los amigos de cariñosos) y nos entusiasmaban diciendo  “queremos tener de ringtones  para el celular  del tema de los Meteoritos o del de la Carretera” y  a la vez de reírnos, también comenzamos a imaginar con tener nuestras músicas grabadas y  la posibilidad de oírlas en cualquier tiempo y espacio;  en un bondi, en casa, en la escuela, en algún viaje.  Por eso para fin de año tenemos pensado internarnos a hacer realidad el disco. Soñar que  muy lejos, en algún sitio inhóspito, Bombay, la India o en Bergamo en  Italia en una noche cualquiera, alguien está  escuchando Hilos.

¿Han rodado más allá del oeste y CABA, está en los planes?

Flor: Hemos rodado, como decís vos Javi,  espontáneamente por el  Noroeste Argentino, Yavi , Humahuaca e Iruya en el verano pasado.  De ese rodar  nos quedó el recuerdo de haber tocado en un bar bellísimo, Quetzal, en el pueblo fantástico de Yavi. Un lugar  sumamente recomendable para viajeros.  Y sí,  como te decíamos viajar es la esencia de esta propuesta, sin el “rodamiento” el ovillo de Hilos no se desenreda. Por ende luego de las fechas planificadas por CABA y la concreción del disco nuevamente saldremos a aventurarnos hacia algún destino, por ahora no acordado, pero tenemos amigos y hermanos viviendo en otras geografías Brasil, Italia, Ecuador. Quién dice que la cosa no vaya por ahí.

¿Creen en ese latiguillo que muchxs suelen expresar sobre que “ya está todo hecho” o todavía se puede innovar?

Matías: Nosotros tenemos una frase que es “siempre algo nuevo está a punto de nacer”. Por eso creemos que es posible hacer y decir algo nuevo, pero quizá lo nuevo no tendría la connotación de lo inédito o de algo nunca visto, sino de aquello ajustado a lo que el tiempo en que vivimos está necesitando, que tiene que ver también con lo que nosotros, como habitantes de este tiempo, pensamos, sentimos y necesitamos oír, por eso lo buscamos y lo creamos. Entonces lo nuevo sería lo que creamos a partir de no repetir búsquedas viejas, sino de ser fiel a nuestras propias búsquedas. Y eso empalma con una búsqueda más amplia de la que sentimos que formamos parte, cada uno aportando su partecita, junto a otros grupos que nos gustan mucho y con los que nos identificamos, como por ejemplo Aínda Dúo, la Magnísima Gronda o Nadia Larcher. Lo que creamos puede tener esa frescura propia de lo nuevo si es fiel a sí mismo, si es genuino. Y por eso creemos que sí es posible, y que hasta es casi inevitable que se dé.

 ¿Con qué se van a encontrar lxs que vayan el miércoles a “Vuela el Pez”?

Pancho: El miércoles será “tremenda  gozadera” como dicen los cubanos, ya que la compartiremos el escenario  con el grupo  Aimmué Percusión y además  habrá invitados de lujo  que estarán acompañando nuestro repertorio: Damián  Andrés Valenzuela guitarrista que reside en Rìo de Janeiro,  Gabriel Gustavo Díaz percusionista bonaerense,  la cellista Fabiana Betelu y el violinista Nicolás Leonardo. Estrenaremos temas, relatos y danzas.

 

HILOS:

Flora Rodríguez: Voz y metalofón

Leonardo Valenzuela: Guitarra, Clarinete y voces.

Matías Pérez Ibarguren: Charango, Guitarra y voces.

Javier Granillo: Percusión

+ INFO: Próximo Miércoles Hilos Orquest en Palermo, Av Cordoba 4379, Vuela el Pez. 21hs

RECOMENDADO:

 

 

 

OTRAS NOTAS