cintillo_comunicacionpopular

 

 

 11949364_1042668059107466_6538179114009910763_n

LA CASA PROPIA,
LOS MEDIOS COMUNITARIOS EN LUCHA POR SU LUGAR

 

Por La Mosquitera de El Bermejo, Guaymallén, Mendoza.

Fotografía: La mosquitera

 

EN LA MOSQUITERA venimos armando nuestro camino desde hace más de 15 años, se fue haciendo con baches y moretones, con abrazos y broncas, con gente que estuvo, con gente que está y con los que van a ir llegando. La Mosquitera, en 2001, en pleno desastre económico, largó en las calles de El Bermejo, en Guaymallén, sus primeros 2000 ejemplares impresos de la revista. La Mosquitera nació entre los vecinos, puso las orejas en los barrios a los que tenían algo para decir y que nadie los escuchaba, desde la gente armamos nuestra propia voz, por eso crecimos de casa en casa, pasando de mano en mano. La Mosquitera abrió la Plaza de las Artes y las Flores, la llenó de espectáculos, de Días del Niño, de Ferias Populares, de Cine todos los Viernes del Verano, nos hermanamos con el Grupo Encuentro, con la Asociación de Artistas y Artesanos.


antenaLEVANTEMOS UNA TORRE
, y así nos mandamos en el 2007 por calle Avellaneda. En el subsuelo que alquilamos por años, armamos el estudio, se empezaron a dictar clases en nuestro Centro de Formación Profesional, recibimos estudiantes de la Universidad, llegaron los vecinos con mates y tortitas, tiramos los cables a la azotea y la antena trepó a 15 metros. Encendimos el transmisor. Estábamos al aire. Llegábamos hasta donde podíamos. Desde los barrios empezaron a llamarnos, nos escuchaban.

La Mosquitera quería más, por qué no. Se armó el grupo de Audiovisuales, y ahora somos Productora Audiovisual Comunitaria, ya llevamos dos series terminadas y seguimos.


PARA LLEGAR MÁS LEJOS,
tenemos que  poner una torre de 60 metros dijimos. ¿Y dónde? Apoyábamos a Empresas Recuperadas, una de ellas era Cerámica Cuyo de El Bermejo, veníamos hablando con el Presidente de la Mesa de Empresas Recuperadas de Mendoza Julio Díaz y también con la Cooperativa Lagunita, otra Empresa Recuperada por la quiebra del Frigorífico Lagunita en los 90. Y nació el Convenio la Cooperativa Lagunita que cedió a La Mosquitera un predio lo suficientemente grande como para montar la torre, también incluía dos galpones en estado de abandono, con techos agujereados, paredes e interiores destruidos. La Mesa de Empresas Recuperadas firmó otro Convenio con La Mosquitera para que seamos sus voceros. Manos a la obra. Picar, pintar, hacer rejas, poner chapas, tapar agujeros, colocar membranas, demoler, levantar, y limpiar y limpiar y limpiar. Fuimos muchos, propios y ajenos, amigos y vecinos, cada cual buscando que donar, cada quien entregando su tiempo y su esfuerzo. Nada hicimos solos, nada que perdure se hace solo. Lo comunitario fue una guía para andar.

ENTRE LAS NUBES SE PRENDIÓ UNA LUZ ROJA, era la baliza, otra vez la baliza pero ahora más alta. El galpón pequeño se llenó de trabajo, se montó el nuevo estudio desde la nada, conexiones, pared, aislantes acústicos, equipos. El transmisor más potente listo. Hicimos la mudanza, autos, camionetas, brazos, hombros. Vaciamos el antiguo subsuelo. Bienvenidos a los oyentes del Gran Mendoza. Otro paso grande. Muy grande. Luján, Chacras, Godoy Cruz, Las Heras, Rodeo de la Cruz, Guaymallén, más oídos, más gente, y el teléfono empezó a sonar de nuevo, ya no eran sólo vecinos de El Bermejo, llamaban de lejos, lo habíamos logrado.

576600_661232593917683_1847303600_n 1
ABRIL LLEGÓ CON MAL TIEMPO
y malas noticias. Nos informan desde el Juzgado de la Quiebra que el Remate de La Lagunita se realizaría con fecha 23 de Mayo. Ahí nomás, muy cerca en el tiempo. Existe la Ley de Ocupación Temporaria, había tiempo hasta mediados del 2017 para quedarse. ¿Por qué el remate? Le Ley permite a las Cooperativas de las Empresas Recuperadas tener tres años para normalizar su recuperación económica, se venía prorrogando. Inamovible. Fecha: 23 de Mayo, Lunes.

LA COOPERATIVA HACE UNA OFERTA PARA COMPRAR LA QUIEBRA, se podía presentar hasta el Jueves 29 de Mayo a las 8:30hs. de la mañana. Se madrugó, se corrió, se llegó. Triunfamos, la Cooperativa y La Mosquitera únicos oferentes. Ese jueves nos llega a La Mosquitera un nuevo aviso del Juzgado, “Retirar en forma inmediata la torre y todos los elementos que no hayan sido autorizados por el Juez”. Pedimos al Juez la suspensión de la medida y todo pasó al lunes.


SE VENÍA EL REMATE.
Hicimos un comunicado de prensa, la repercusión fue inmensa, empezaron a llegar los llamados y los correos electrónicos de Organizaciones, de Radios Comunitarias, de Empresas Recuperadas, de distintos colectivos, de vecinos, de amigos de La Mosquitera en general, gremios, todos preocupados pero con ganas de hacer, de resistir.


LLEGÓ EL REMATE
en una mañana helada. En la puerta de los Tribunales de Mendoza sobre calle San Martín, a las 7 montamos una Radio Abierta, aún de noche. Éramos pocos. Consolas, micrófonos, carteles identificándonos. LA MOSQUITERA PRESENTE, como siempre, como tantas veces por otros, pero ahora por La Mosquitera.
Y se empezó a llenar la calle, y se empezaron a llenar los salones, todos los llamados solidarios se hicieron gente, se corporizaron.

1471391_263137077166942_742795477_nLA MARTILLERA ABRE EL SOBRE e informa que no hay otro oferente. La adjudicataria era la Cooperativa. Y como suele pasar, la alegría duró poco, porque en el mismo instante se informó que había que pagar $143000 ahí nomás, a manotear los bolsillos y pagar, el Juez no permitía traspasar el valor que ya se había depositado con el formato de seña de la Subasta. Como si hubieran pateado un hormiguero todos empezamos a caminar de un lado a otro, reuniones en una esquina, otros apoyados en las columnas hablando por teléfono, no por un lado, no se puede por otro, no tengo, no tenemos tanto, hasta que se hizo una luz. Una llamada de FARCO (Foro Argentino de Radios Comunitarias) ofreció en calidad de préstamo transferir el total del dinero contante y sonante. La Martillera admitió la operación, el Juez también. Cerraron el Acta, todos firmaron, a esperar que el depósito llegue y se acredite.


Y OTRA PARA EL LADO DE LOS BUENOS
, claro, porque se necesitaba devolver $143000 a FARCO en unos días, y espontáneamente se empezó a ofrecer, “yo pongo tanto”, “nosotros también ponemos”, de allá otra mano, otro que toca el hombro y dice yo tengo $100. Un cuaderno, una lapicera, y se armó la lista. Las Organizaciones, las Empresas Recuperadas, Gremios, los vecinos de El Bermejo, algunos políticos, gente, compañeros y compañeras y cómo seguir nombrando si eran todos y todas. Las bases, otra vez el mismo pueblo solidarizándose con el otro, sabiendo que si no nos salvamos entre nosotros y pechamos juntos todo es más difícil y la mayoría de las veces imposible. Peso a peso se fue sumando y por hoy se sigue forzando a la realidad para que sea.

13230269_644855738995072_6897419012395142091_nEL FINAL SIN FINAL AÚN, para la compra de la Quiebra del Frigorífico La Lagunita todavía falta el resto del dinero, hay que llegar a los $1589000. Una parte se llega con la acreditación de los sueldos de los mismos ex trabajadores pero falta, y lo que falta es un montón y tiene que ver con la bajada del dinero desde el Fideicomiso del Fondo Para La Transformación que maneja el estado provincial, insume días. El Juez tiene en las manos la espera, el acompañamiento para no destruir las esperanzas de la gente trabajadora que por años vino sosteniendo su lugar después de haber quedado en la calle. Por otro lado, el riesgo del cierre de la transmisión de La Mosquitera, que transformó los galpones destruidos en un lugar útil para la sociedad, útil para dar voz y palabra a los que no la tienen, para democratizar la verdad por medio de la noticia oculta de la que nadie habla.

Los ojos atentos, las ganas intactas, y el futuro por hacer un polo de trabajo en el Ex Frigorífico La Lagunita con la llegada de sectores de la Economía Social, las Cámaras de Frío repletas, la carnicería abierta, un mundo de trabajo creciendo donde había quedado la nada. La Mosquitera seguirá avanzando hermanados a la Cooperativa, no hay lucha que se abandona, crecerán las actividades culturales, teatro, cine, cursos, los vecinos seguirán llegando cada día más, la Radio con más oyentes, la Revista con más ejemplares impresos, nuestros Audiovisuales dejando la marca de lo que pasa con nuestro lugar, el Centro de Formación Profesional repleto de alumnos. Armar la república desde las bases evitará un país desigual. Un futuro más seguro para todos, se logra sólo fortaleciendo a las bases y a las organizaciones que trabajan desde los barrios, donde el Estado poco llega. Donde los abrazos dijeron y dicen, “acá estamos”.

OTRAS NOTAS