cintillo_economico

 

 

Entrevista a Alfredo Zaiat, 50 años, economista, escritor y periodista

zaiat

EL ROL ACTUAL DEL ESTADO EN LA NEGOCIACIÓN CON LOS FONDOS BUITRES, MARCA UN CAMBIO DE ÉPOCA

Por La Culpa es Nuestra -Programa Radio Hache.

Luego de un hecho histórico, en el que la Asamblea General de la ONU aprobó el proyecto presentado por Argentina en materia de reestructuración de deuda, la lógica financiera global fue puesta en jaque. En este contexto mundial- complejo- desde Radio Hache, el programa La Culpa es Nuestra, entrevistó a Alfredo Zaiat, periodista económico de Página/12, la TV Pública y Radio Vorterix, para analizar cuál es la situación Argentina actual en el conflicto con los Fondos Buitre.

¿A partir de la negociación de la deuda externa argentina, cuál es la diferencia en el rol del estado actual con el de negociaciones anteriores?

Anteriormente, el Estado estaba subordinado a la lógica financiera, entregando los negocios a los grandes bancos, sometido a los grandes acreedores y al Fondo Monetario Internacional. A partir del 2003, el Estado asume un nuevo rol, enfrentando a los acreedores, desplazando al FMI como auditor de las políticas económicas internas y además desendeudándose para ganar margen de autonomía en materia de política económica. Un claro cambio de época.

Teniendo en cuenta el conflicto con los Fondos Buitre, ¿Argentina está en default como aseguran algunos economistas?

Argentina no está en default, ni por razones jurídicas ni económicas. Argentina es solvente. El fallo del juez Griesa es un bloqueo de cobro a los bonista que ingresaron en el canje del 2005 y 2010.
La aprobación por parte de la Asamblea de la ONU de los principios básicos de restructuración de deuda soberana, ¿cómo queda el conflicto que tiene Argentina actualmente con los Fondos Buitre?
Es una herramienta importante para el futuro gobierno de cara a una posible negociación, reafirmando la voluntad soberana de un país para decidir en materia financiera. Es un gran avance a nivel político y diplomático.

¿Argentina podría haber reestructurado su deuda eligiendo otra forma u otros métodos, para evitar el conflicto con los buitres?

No. La restructuración de 2010 fue un éxito rotundo, tal es así que el 92.4% aceptó los términos de la negociación. Este nivel de aceptación demuestra que a los Fondos Buitre no les importa la lógica del mercado, sino que se dedican solo a comprar bonos devastados para lograr ganancias financieras y especulativas exorbitantes.

¿Qué cosas debería tener en cuenta el próximo gobierno para negociar con los Fondos Buitre sin que afecte a la economía nacional?

Se debe tener presente qué tipo de arreglo se pretende. Si se tiene presente los fallos del Juez Griesa, sería un acuerdo desproporcionado. Para cualquier negociación beneficiosa para Argentina se debe incluir una quita del capital, una baja en la tasa de interés y una extensión en los plazos de pago. De esa manera, el acuerdo no se trasladaría a la economía local. Lo ideal sería emitir un bono a largo plazo, haciendo una quita importante de capital.

Daniel Scioli prometió inversiones anuales por $30 millones anuales. ¿A qué inversionista se puede recurrir sin que sean influenciados por estos Fondos Buitre para que esas inversiones lleguen al país?

Lo importante es tener en claro que involucrarse con las finanzas internacionales debe ser por decisiones autónomas y soberanas, y bajo ningún condicionamiento de las calificadoras de riesgos. Las inversiones llegarán si se le da rentabilidad a quienes inviertan, y además la posibilidad de remitir las ganancias al exterior. Argentina se ha estado financiando a través de los acuerdos China lo que evidencia que existen posibilidades de inversión.

Teniendo en cuenta el titulo de tu último libro Amenazados, el miedo en la economía, ¿por qué los argentinos estamos amenazados?

Estamos amenazados por los lobistas del poder económico que imponen miedo a una corrida cambiaria, la amenaza latente del ajuste fiscal y monetario, los Fondos Buitre. Todo con el fin de condicionar el comportamiento económico de los sectores más vulnerables, logrando así imponer el miedo para que esta parte de la sociedad legitime medidas sociales y económicas que vayan en contra de sus propios intereses.

—————————————————-

zaiat2Amenazados, el miedo en la economía indaga sobre quiénes son los guionistas del miedo a perder el empleo, los ahorros y la seguridad social; quiénes ganan y quiénes pierden en este despliegue y por qué el poder económico se alimenta del temor.

OTRAS NOTAS