Hugo Yasky – CTA-, Daniel Catalano – ATE Capital-, Leonardo Duva – GESTARA, Camilo Mones – PepsiCO, Adonis Rojas – Mineros de Rio Turbio, Leo Bilanski – Pymes.

 

REFORMA LABORAL: TRABAJADORXS SIN DERECHOS


Por PPV

El Gobierno Nacional planea la reforma laboral.  Una reforma que atenta contra los derechos de los y las trabajadores y que impondrá en avasallante flexibilización. Por un lado, flexibiliza la entrada a la empresa mediante el llamado “blanqueo”, que no tiene otro fin más que bajar el costo por cada trabajador/ra a la empresa en tanto a aportes y contribuciones y riesgo de trabajo a través de la diminución de la responsabilidad de la Empresa sobre ese trabajador. Por otro lado, flexibiliza la jornada laboral, debido a que permite extender el horario de a 10hs por días pero sin pago de horas extras. Y en una tercera flexibilización abarata los costos de la indemnización en los despidos.

Si bien el Mauricio Macri reinauguró la segunda parte de su gobierno con un paquete de reformas envalentonado por el triunfo en las legislativas, al día hoy, el murmullo de la mayoría de la ciudadanía muestra un rechazo al proyecto de reforma laboral. Así, en un primer y rápido vistazo podemos advertir la primera falencia de esta reforma: La historia de derechos laborales que tiene nuestro país no debiera ser despreciada o ninguneada por el Gobierno Nacional.

Pero de qué se trata además esta reforma, cuáles son los puntos más escandalosos y cómo se hará frente a la intención del gobierno de imponer la precarización y flexibilización.

Para poder comprender este tema que afecta todxs lxs trabajadorxs, sea cual fuere el sector de trabajo, diferentes dirigentes sindicales y representantes de trabajadorxs que analizaron el contexto y las consecuencias de la reforma.


HUGO YASKY- Secretario General de la CTA de los Trabajadores y Diputado electo por Unidad Ciudadana –

Por María Quintero

¿Qué representa esta reforma laboral y cuáles son sus artículos más dañinos para los y las trabajadoras?

Este es un proyecto que pretende arrancar de raíz las conquistas del movimiento sindical y de los trabajadores desde la época del primer peronismo hasta ahora. Lxs trabajorxs tenemos un acumulado de conquistas que después se plasmaron con una ley. Norberto Centeno, uno de los abogados laboralistas -recordado por la noche de las corbatas- plasmó esas conquistas en una norma legal que es la Ley de contrato de trabajo.

El núcleo y todo lo que este proyecto de reforma plantea, salvo algunos artículos relacionados a las licencias parentales que creo que las pusieron para decorar un poquito, es convertir esta ley de contrato de trabajo en una pieza de museo.

Es una ofensiva de los grupos empresarios más poderosos y no tiene nada que ver con esto que dicen de que es para de generar condiciones para que las PYMEs puedan emplear más gente. Acá a las PYMES ni siquiera se las consultó, ni se las convocó, se las ignoró olímpicamente, al igual que a las dos CTA. Los grandes grupos empresarios y el gobierno necesitan darle un gesto al FMI, de manera imperiosa,   que sea consistente con el reclamo de avanzar con las reformas estructurales, que son un condicionamiento en relación con el endeudamiento externo.

En la última reunión que tuvo Macri en Estados Unidos, lo grupos económicos que se encargaron de auscultar la situación de la Argentina, como si fueran una especie de junta médica, señalaron con claridad que hay que avanzar sí o sí con las reformar laboral, previsional y fiscal.

Creo que la reforma recoge ese mandato, y para lxs trabajadorxs significaría un retroceso que nos llevaría a una etapa preperonista. Es decir, estaríamos como cuando los trabajadores en la década del ‘30 no tenían derechos ni a litigar porque no existía justicia laboral, como no existiría después de esta reforma la figura del despido sin causa, ni la horas extras porque tampoco se cumpliría con la norma elemental de la jornada laboral de 8hs. después de las cuales se debería percibir horas extras. Esta reforma prevé una bolsa de horas anuales, que es una forma de hacer desaparecer la conquista del pago de horas extras.

Además, con esta reforma, el juicio por causa laboral tendría apenas un lapso de un año para realizar el reclamo. Uno dice apenas porque muchas veces el juicio sobreviene tras un accidente y muchas veces un obrero, una obrera, un trabajador x, tarda más de un año en reponerse de un accidente y luego hacer un juicio laboral. La dictadura recortó de 4 a 2 años -que es lo que actualmente rige- el lapso para poder iniciar un juicio laboral, ahora se lo quiere reducir a un año.

Otro punto de la reforma es que aparece una figura que es el trabajador autónomo económicamente dependiente, que es una especie de zombie laboral que está en un limbo que no es la ley de contrato de trabajo, no es el 14bis, que no es la Constitución Nacional, es decir, es alguien que no tienen absolutamente ningún derecho.

El blanqueo que propone la reforma es una especie de amplia amnistía para los patrones sin nada a cambio, de tal modo que en una etapa o en una coyuntura económica en la que hay depresión y es más fácil perder el empleo que conseguir uno nuevo, lo que va a pasar con el abaratamiento de los despidos, es que va a haber más despidos. Al contrario de lo que el gobierno propone como una especie de sofisma.

Entonces, fundamentalmente, hay que defender la ley de contrato de trabajo, los convenios nacionales, no se puede aceptar la idea que ellos proponen como algo moderno, como el trabajador base 0, que sería el trabajador tipo Uber, que a cambio de un determinado servicio recibe una paga sin ningún tipo de relación ni ligazón que le permita en algún momento reclamar un derecho.

LEER NOTA COMPLETA


CAMILO MONES – Trabajador y Delegado de PepsiCO –

Por Daniel Bello

¿Qué representa para los trabajadores esta reforma laboral y en particular para el sector que vos representás?

Representa pérdida de derechos, pérdida de derechos laborales históricos, pérdida de los convenios colectivos de trabajo, mayor flexibilización laboral dentro de trabajo -más de lo que ya estaba impuesto-. Con la reforma deberás trabajar en cualquier lado donde te diga la empresa, entonces se termina el puesto de trabajo, el oficio, la categoría, se terminan las horas extras. Se terminan las 8 horas en verdad, porque vas a laburar más de 8 horas y que no te paguen horas extraordinarias, se termina la indemnización con todos los premios y horas extras, es decir, la indemnización pasa a ser un 50% de lo que es ahora o menos, es decir, empieza el despido barato y continúo.

Lo del banco de horas significa que trabajo 10 horas hoy, mañana 9, pasado 8, luego 4 y luego 12. No dispongo más de mi tiempo, la empresa dispone de tu vida como le guste, como quiera, como le convenga a la productividad.

Con la reforma, empezarán la pasantías, la juventud empezará a ser súper explotada, porque el pasante puede estar hasta un año trabajando por la mitad del salario. Se termina la tercerizada, se terminan las responsabilidades de la Empresa, la solidaria de la empresa madre, entonces las tercerizadas pueden hacer lo que quieran con sus trabajadores e incluso los pueden tener en negro un año y no pagar ninguna multa. Bueno una serie de derechos que se termina o que los quieren terminar pasando obviamente por el parlamento y pactando con la CGT que está negociando con el gobierno de Macri, lo que quieren los empresarios. 

LEER NOTA COMPLETA


DANIEL CATALANO – Secretario General de Ate Capital –

Por María quintero y Miguela Varela

¿Recordás antecedentes o medidas similares a esta reforma?

Nosotros en todos estos años perdimos trabajo, pero no perdíamos derechos. Vos podías tener o no laburo, o tener un empleo precario con un contrato basura o eras monotributista pero no tenías en riesgo tu condición de trabajador/a. Y hoy se intenta generar un marco legal para que vos quedes desprotegido, se quiere consensuar que vos abandones tus derechos por motus propio. Inclusive, lo increíble de la reforma es que está contemplado que vos no te sindicalices y que puedas renunciar a tu convenio colectivo de trabajo. Es como si entraras a un lugar, donde te dicen: “yo te voy a dar trabajo si vos renuncias a tu Convenio colectivo de Trabajo y no te sindicalizas”. Entonces entrás despojado de cualquier posibilidad de poder contar con un beneficio. Esto es lo que quiere el gobierno.

Y esto va en línea con la crítica que hizo Macri sobre la cantidad de sindicatos…

Sí, y la verdad es que eso no se entiende. No hay una explicación por la cual quieran prescindir de los sindicatos. Porque ellos después van y negocian con los que tienen que negociar, acomodan a los que tienen que acomodar. La sindicalización no puede ser un problema, para ningún gobierno podría serlo. No se explica por qué hoy les preocupan 3.000 sindicatos, por qué les preocupan las obras sociales. ATE es un gremio que no tiene obra social, y nunca fue un impedimento para nosotros ni para pelear ni para crecer. Tenemos casi 300.000 afiliados en casi todo el país, y no tenemos obra social. Así que una cosa no está atada con la otra. La sindicalización es una herramienta necesaria para tener mejores condiciones de trabajo. Y Argentina es un país donde a pesar de que los no sindicalizados son mayoría, si lo mirás a nivel mundial somos uno de los países que tiene mayor nivel de sindicalización. Entonces, hay un nivel de consciencia muy grande, y creo que lo que se está atacando es justamente eso. Se está atacando la consciencia de los laburantes.

LEER NOTA COMPLETA


LEONARDO DUVA – Cooperativista e integrante del Grupo de Empresas Sociales y Trabajadores Autogestionados de la República Argentina – GESTARA -.

Por Ignacio Vila

Particularmente en el sector que vos representas ¿cómo afectaría la reforma en caso de ser aprobada?

Creo que al cooperativismo de trabajo nos impacta de lleno, primero porque este tipo de políticas generan una caída en el consumo y somos un sector que depende netamente del consumo interno, porque el grueso de nuestros consumidores son trabajadorxs. El grueso de nuestras cooperativas no exporta, no vive de los dólares, ni de los bonos, no estamos en los Panama Papers y, por ende, no vivimos de la timba financiera. Por lo que una reducción de los derechos de los trabajadores en relación de dependencia, nos perjudica fundamentalmente en el consumo, además de que nos autoflexibiliza porque debemos comenzar a trabajar más por la misma plata o menos. Está claro que no nos afecta directamente en nuestra situación laboral, porque tenemos otras leyes, o más bien, no tenemos ley, pero sí nos afecta en la cuestión del consumo y de la economía diaria.

¿Cuál cree que debe ser el plan de acción para hacerle frente a esta intención del gobierno de ir contra las y los trabajadores?

El mejor plan de lucha que hay es la convocatoria a un paro, aunque también hay luchas que son alternativas ya que fundamentalmente la pelea es económica y creo que deberíamos estar discutiendo lxs trabajadorxs cómo redireccionamos parte de nuestro consumo. Creo que si les discutimos eso y les pegamos donde más les duele creo que no hace falta solamente llegar a paros. Me parece que hay que generar alternativas de lucha que no sean directas, pero que le generen a las multinacionales y a las grandes empresas algún tipo de crisis. Y creo que el sector que nosotrxs representamos puede ser una alternativa en los consumos y que sería una forma de discutir la economía desde otro lugar.

LEER NOTA COMPLETA


ADONIS ROJAS – Delegado de base de ATE en la mina de Río Turbio y secretario provincial de Pueblos Originarios por la CTA -.

Por Daniel Bello

¿Qué representa para los y las trabajadores en general esta reforma laboral y cómo afectaría al sector que vos representás en caso de ser aprobada?

Un retroceso. Un retroceso a los ’90, y más atrás también, para nosotros representa el ajuste y despidos y lo más preocupante si a este modelo no le cierran los números, viene la represión. No tiene otra salida. Ajustan, si no le dan los números y no acatamos, mandan palos.  Este modelo no cierra si hay represión.

En lo particular, van por nuestras conquistas y nos sacan nuestros derechos. Trabajamos 6 hs. por insalubridad porque en nuestra tarea inalahamos gases pesados y tóxicos, polvillo abajo de la montaña. Y ahora quieren implementar 8 hs. A ellos no les importa, ellos te hablan de la productividad y de que los trabajadorxs tenemos que producir. Y a nosotros nos preocupa nuestra salud.

A su vez, empezaron con los retiros voluntarios, que son despidos encubiertos, y ya hubo despidos de unos 100 compañerxs por otras razones, por ejemplo, en nuestro sector.

Eso representa para nosotros esta reforma.

LEER NOTA COMPLETA


LEO BILANSKI – Presidente de la Asociación de Empresarios Nacionales para el Desarrollo Argentinos -.

Por Miguela Varela

¿Cuál cree que debe ser el plan de acción para hacerle frente a esta intención del gobierno de ir contra las y los trabajadores?

Respecto a los empresarios el problema de esta reforma es que no plantea un esquema de solución a los problemas que son estructurales de la economía, no plantea una salida política para encausar a la Argentina hacia una senda de crecimiento económico, de aumento del mercado interno, de aumento de los recursos hacia las empresas nacionales en detrimento de las corporaciones extranjeras, ni sobre una reforma de la matriz industrial. Entonces, más allá de que el proyecto de reforma afecta a los derechos de los trabajadores, el problema superior es que no sólo no resuelve los problemas estructurales de la economía, sino que los va a agravar porque el resultado de la propuesta es un poder adquisitivo más bajo para los hombres y mujeres que trabajan en la Argentina. Esto hace que el mercado interno finalmente se debilite y ese círculo vicioso hace que la empresa que tenga menos rentabilidad despida con mayor facilidad, lo que va construyendo un espiral negativo de la economía, ahí radica el defecto de diseño de este proyecto que va a vulnerar en el corto plazo la economía de la Argentina. Ya lo estamos viendo en Tierra del Fuego donde están planteando, aún antes de que se apruebe esta reforma, la nulidad de las paritarias libres y el congelamiento de los salarios por dos años para que las empresas sigan estando donde están, pero sin garantizar que van a tomar a nuevxs trabajadorxs ni que van a subsistir más allá de esos dos años, entonces prácticamente se está comenzando a delinear una economía de guerra interna, el que se pueda apropiar del recurso que antes tenía otro, subsiste y el que no, se diluye.

Esto es lo que están planteando estas reformas en letra. Así que además de defender los derechos de lxs trabajadorxs hay que defender a la economía nacional, porque este proyecto no la va a subsanar de ninguna manera.

LEER NOTA COMPLETA

OTRAS NOTAS