LEY DE EMERGENCIA TERRITORIAL INDÍGENA

Por Carlos Catrileo, comunicador mapuche.

¿Qué es la Ley 26.160?

Es una Ley promulgada en 2006 que propone la realización de un relevamiento territorial de todas las comunidades indígenas del país con el objetivo de suspender los desalojos, y revisar y regularizar los diversos conflictos existentes en relación a la propiedad de la tierra y a la precariedad en su titularización que sufren los pueblos originarios.
La ley nacional, que ya tuvo prórrogas en 2009 y 2013, declara la Emergencia Territorial Indígena y si bien debía ser aplicada y ejecutada con el apoyo de cada provincia, en muchas de ellas aún no se implementó y en otras el relevamiento quedó trunco.
El riesgo de lo que sucederá hoy en el Senado de la Nación es que en lugar de promover una profundización en la resolución de los problemas territoriales que respete la propiedad comunitaria indígena de la tierra, contemplada en el artículo 75, inciso 17 de la Constitución Nacional Argentina, es que la ley pierda estado parlamentario y quede sin marco de ejecución.

¿Por qué es importante prorrogar la Ley?

Porque mientras tenga vigencia, se evitan los desalojos compulsivos de muchos de los territorios en los cuales los pueblos originarios viven y que son reclamados por empresarios terratenientes, argentinos y extranjeros, sectores ligados al turismo, la explotación minera, petrolera, agropecuaria, y los poderes locales.
En el marco de estos avances sobre los territorios indígenas, la Ley 26160 promueve la suspensión de los desalojos hasta tanto no se realice un relevamiento territorial con la participación estatal e indígena.
Por eso, es indispensable que se sancione una nueva prórroga de la Ley de Emergencia Territorial Indígena, ya que su caducidad implicará un inevitable avance sobre las tierras de las comunidades originarias a través de eventos represivos como los que ya vienen ocurriendo.

No a los desalojos.
Sí a la #LeyDeEmergenciaTerritorial

OTRAS NOTAS