Su directora, Susana Reyes, nos cuenta que el PRO lo hizo otra vez.

 EL GOBIERNO DE CABA OTRA VEZ CONTRA EL ISAURO ARANCIBIA
Otro ataque hacia lxs más vulnerables

Por Ludmila Centurión Girola

El Isauro Arancibia corre riesgo una vez más, con otra estrategia pero siempre con el mismo fin, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires busca cerrar el centro educativo. PPV habló con su directora, Susana Reyes.

Desde el año 1998, y como respuesta a un neoliberalismo desolador, distintas propuestas pedagógicas convergen en el Centro educativo Isauro Arancibia. “Los/as estudiantes del Centro Educativo Isauro Arancibia se levantan de dormir en la vereda para asistir todos los días a la escuela, la defienden, se comprometen con ellos mismos y con los demás. Además de estudiar, para terminar su escolaridad primaria, buscan su sustento, dónde higienizarse, cuidar y atender a sus hijos/as e intentan soñar con un futuro mejor. Son los más vulnerables y sienten diariamente la inseguridad por tener que sobrevivir en la calle sin derechos”,  declara uno de los comunicados del Isauro.

Actualmente, más de trescientos pibes y pibas encuentran un lugar de contención, una posibilidad real de acceder a la educación.  Este centro educativo sale de la mera clasificación de escuela formal o no formal. La epopeya de esta comunidad educativa vino a patear el tablero, ésta es educación en serio. En el edificio ubicado en Paseo Colón se dictan clases de nivel primario y secundario como como así también talleres y emprendimientos con espacios de recreación. También cuenta con un jardín maternal para que las y los jóvenes que son madres y padres no tengan que dejar de asistir a su formación o incluso para que, además, puedan colaborar desde los talleres como una opción laboral auto gestionada por la Institución.

La directora del Isauro, Susana Reyes, describe de esta forma la actividad  de sus estudiantes: “Pasan 8 horas de día pensándose a sí mismos de una manera y pensando en sus proyectos de vida, aprendiendo la educación primaria, aprendiendo el secundario. Pensando en la universidad.  Y eso, el Ministerio de Educación lo niega, no lo quiere ver; o lo ve y no le importa. Va en línea con las políticas que tienen con las poblaciones más pobres.”

Desde el otro lado de la vereda de éste Centro, el Isauro Arancibia significa una amenaza al sistema meritócrata e individualista que pregona la política del PRO, es por eso que no tardó en encasillarlo como un enemigo.  En estos últimos años, los intentos por destruir esta organización han sido poco sutiles (y casi tan burdos como las irregularidades de las últimas elecciones). A raíz del “éxito” del Metrobus como única medida positiva de la gestión PRO, el gobierno de la Ciudad ha tenido claras intenciones de demoler el Centro Educativo para que la traza de la segunda parte del Metrobús del Bajo pueda ser concluida. En sintonía con ello, ha ofrecido un traslado a un lugar más alejado y muchos más chico, sin disimular la carencia de sensibilidad social y demostrando, una vez más, el destrato hacia los más vulnerables y la negativa feroz a continuar la política inclusiva que hace 19 años caracteriza al Centro Educativo.

Carlos Regazzoni, en ese entonces subsecretario de finanzas porteño – hoy director del PAMI-  había  firmado un acta de compromiso para que la escuela no sea derrumbada, sin embargo lo escrito con la mano se borra con el codo para la propia gestión Pro- Cambiemos y hoy con  la gestión de Soledad Acuña empezaron otros problemas que tiene el mismo objetivo:  Doblegar la lucha de la comunidad del Arancibia.
“Se firmó un acta en el libro de actas de la escuela, él mismo  vino contento a decirle a los chicxs que no se iba a derrumbar,  que el metrobus iba a pasar por otro lado- y los pibes le dijeron que lo deje escrito en acta. Y después, al año siguiente, como si nada, el metrobus arremetió de vuelta”, asegura Reyes.

No hace más de una semana, el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires ha intimado a la Directora de la Institución, Susana Reyes, – quien ha estado a cargo desde el primer día del proyecto- a jubilarse. (ver entrevista sobre la historia de Susana Reyes en el Isauro Arancibia-  http://bit.ly/1pSNVOk )

“En el año 2007 eran como 150 estudiantes y 10 maestros, entonces presentamos un proyecto  al ministerio de la Ciudad de Buenos Aires para que se convierta al Isauro en una institución educativa para jóvenes y adultos  con educación primaria de adultos, con jardín maternal y, a contra turnos, talleres de oficios. Que es como funciona ahora. En ese momento, el ministro de educación de la Ciudad era Alberto Sileoni, y es quien aprueba el proyecto.  Nos dan 5 años para ponerlo a prueba como se hace siempre en las pruebas pilotos. De ese momento hasta ahora ha quedado demostrado que el Isauro cumple una función educativa, pedagógica y social con la población. Está más probado que la experiencia sirve y es la única en la Ciudad de Buenos Aires”, dice Reyes respecto a cómo fueron trabajando año a año desde el Isauro para que el Ministerio e Educación de la Ciudad reconociera su labor.

Llama la atención que la notificación para la inmediata jubilación se diera en el marco de una negociación entre Reyes y el Ejecutivo para que se firme la normativa que finalmente convierta al Isauro en una escuela de jornada extendida.
Es entonces cuando el estado de alerta entra en escena ya que evidencia el objetivo de mover un símbolo de resistencia como lo es Susana -tal como le sucedió a la rectora del colegio Mariano Acosta, Raquel Papalardo- para desmantelar el símbolo del Isauro.  Respecto a la intimación para su jubilación, Reyes dijo: “Al no querer constituir el Isauro como escuela. Ese cargo que yo ocupo no existe. O sea, ellos pueden mandar un coordinador externo a hacer lo que quieran. Ese es el tema, por eso es la negativa. Porque si fuera por concurso, o ponen un compañero que hace años trabaja en el Isauro y conoce la institución. Bárbaro”.
El no reconocimiento por parte del GCBA es la manera más clara de opresión a la organización construida casi por dos décadas. Hay que recordar que desde el cambio de gobierno, la Institución ha dejado de recibir ayuda del Estado nacional en materia de contención social debido a que la articulación con otros organismos ministeriales como el Sedronar o el Ministerio de Desarrollo Social quedó en foja cero, dejando sin ayuda ni amparo a los más de 300 pibes y pibas que van día a día al Centro.

El Isauro, además, en lo que va del año sufrió 3 hurtos durante los fines de semanas “que denotan una planificación y una intencionalidad de producir alto daño al proyecto”, dice otro comunicado, el más reciente fue el día 14 de este mes. En uno de los robos se han llevado el dinero recaudado para los medicamentos de estudiantes que padece de hemiplejia, tirando por la borda los esfuerzos acumulados. Reyes contó que: “En los talleres por el turno tarde surgieron emprendimientos de la economía social, un bicicletería, panadería y un proyecto de eco bolsas que generan dinero. Además habíamos  tenido un gran festival en la escuela con el cual juntamos el dinero que esa misma noche nos robaron – agrega y destaca que durante lo ocurrido había vigilancia de la empresa MURATA las 24 horas dentro de la escuela- ellos dicen que no vieron nada, ni cuando se llevaron los hornos del micro-emprendimiento de la panadería, ni el dinero”.

Susana reyes además  reflexionó sobre la intencionalidad del Gobierno de la Ciudad y del Gobierno Nacional: “El tema es muy simple, hay que ver donde se ponen las prioridades. Evidentemente a, Esteban Bulrrich es un cuadro de este Gobierno, no le interesa los pibes  a los que les han arrebatado sus derechos. O sea, ellos  piensan que son chorros y que tienen que estar en la cárcel. Ese era el ministro de educación que tuvimos en la Ciudad. Es terrible pero es lo que se ve a simple vista, el trato que tiene los pibes. Jamás se les ocurre que un pibe necesita una escuela que los contengan. Por ejemplo, los paradores ¿porque los  pibes dicen que los paradores no son para ellos? Porque  quieren un lugar donde vivir. Nosotros sabemos que mientras los pibes estén acompañados, mirados amorosamente y valorados como seres humanos, es posible que  ellos se puedan reconstituir  y proyectarse en un futuro. Es la única forma. No es metiéndolos en a cárcel o en los depósitos que son los paradores. A mí me avergüenza escuchar a Bullrich y me parece terrible que haya sido Ministro de educación”.

Una larga historia de lucha es encarnada por el Isauro Arancibia, un reducto cultural y social que hace posible el pensar una realidad mejor para los pibes y pibas en situación de vulnerabilidad, también  para nuestra sociedad. La organización es la que vence siempre, hoy la sociedad debe darle a su apoyo al Isauro.

Quienes quieran colaborar, lo pueden hacer aquí:

Asociación Civil:
Banco Ciudad
Cta. Cte. 2463/9
CBU 0290052000000000246396
CUIT 30-71213627- 4
isauroarancibia@hotmail.com

 

 

OTRAS NOTAS