Sobre derechos, inclusión, solidaridad y autogestión

 COOPERATIVA DE AUTOGESTIÓN TRANS DE SALTA

Por Amadora Pajolchek
Frente a una  realidad social y económica que golpea a los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, lxs cuidadanxs vuelven a organizarse día a día frente a la crisis para dar pelea y ayudarse unxs a otrxs.
Un claro ejemplo de esto son las compañeras y compañeros de La Cooperativa de Autogestión Trans de la Provincia de Salta. RevistaPPV se comunicó con Pia Cevallos, una de sus referentes y también referente de Mujeres Trans Salta, y quien fue recientemente nombrada responsable del Área de la Diversidad, en el Ministerio de Derechos Humanos de la Provincia de Salta.

¿Cómo surge la cooperativa?

La cooperativa nace de la experiencia de compañerxs, varones trans argentina de acá de salta y mujeres trans argentina. Nosotrxs venimos trabajando dentro de una población trans dentro de ésta organización social. Ante la crítica situación que hay en relación a la economía en nuestro país, se nos presenta una gran dificultad en el momento de ir a comprar, como cualquier ciudadano o ciudadana, debido a los altos precios y al tema de la inflación y del ajuste en relación a los impuestos. Y cuando se da esto reflejado en poblaciones muy vulnerables, particularmente en la población trans, tenemos mayor dificultad para desenvolvernos en nuestra vida diaria.   No solamente no estamos llegando a fin de mes, sino que nos está costando vivir.
Entonces, esto de la cooperativa nace a través de una supervivencia de la población trans. Nuestra organización social, mujer trans argentina, funciona en el centro cultural Martínez Borelli, de la secretaría de extensión universitaria, de la Universidad Nacional de Salta que nos cede un espacio, y allí realizamos nuestras reuniones semanales y realizamos charlas, talleres, capacitaciones. En esas reuniones surgió la idea de ver cómo enfrentamos esta situación de crisis. A raíz de que empezamos a ver que ya no podíamos comprar diferentes artículos como indumentaria, calzados y otros de nuestra vida diaria, entonces, empezamos a realizar trueques, cada unx llevó distintos artículos para hacer intercambio. Y así surgió un espacio destinado al trueque, llevamos ropa, indumentaria personal, calzados, artículos de limpieza, etc.
Un día pensamos cómo podríamos trasladar esto del trueque a algo más solidario y mucho más amplio, y que nos permita una rentabilidad. Porque hoy estamos desempleadas. Y así surgió la idea de realizar una cooperativa. La denominamos “Cooperativa de Autogestión Trans” – aún no tenemos la personería- pero la llamamos cooperativa porque nace a través de un valor, que es de la cooperación mutua, pero particularmente con solidaridad.  Entonces, pusimos el nombre de cooperativa en relación a la solidaridad con compañerxs trans de nuestra población. Para hacerle frente a la crisis económica que estamos viviendo, ya no hacerlo de manera individual sino en forma colectiva.
Se llama de autogestión porque cada unx dentro de la cooperativa busca poder ofrecer un producto o un servicio que pueda realizar para afuera. Así es que surge nuestra cooperativa. No solamente de chicas trans, travestis, transgenero, sino también de varones, identidades masculinas trans.
Esta primera experiencia de cooperativa determinamos que fuera a través de una gacetilla, lo denominamos una guía de empleabilidad de personas trans, en producción, servicios y afines. Y pusimos todo lo que sabían hacer los compañeros y compañeras en distintos rubros. Armamos una gacetilla de prensa, la cual tenía como fin difundir en los medios de comunicación, en los grupos de whatsap y en las redes sociales. También se imprimieron una selección de folletos y se pegaron y repartieron en lugares estratégicos. En el folleto aparecen 13 personas de la población trans, chicas y chicos que pueden realizar diferentes tipos de trabajos. Desde una compañera que es odontóloga, otra que realiza peluquería, otra compañera que es modista. Compañeros que se dedican al tema de la pintura, albañilería, un taxista, y así diferentes tipos de rubros.
El recorrido viene a través de una militancia desde la organización social, nosotras venimos juntándonos desde el año pasado. Primero nos constituimos como “Mujeres Trans Argentina”, aquí en Salta, a través de una experiencia que ya viene realizando nuestra organización a nivel Nacional.  Nosotras, acá en Salta, decidimos asumir el mismo compromiso, porque nos parecía que teníamos esta libertad de poder organizarnos, de posicionarnos social y políticamente. Y nosotras acá, en la ciudad, decidimos juntarnos y militar junto con los varones trans.

¿Cuántos integran la cooperativa?

Actualmente de la cooperativa participan quince compañeras mujeres trans y once varones trans. Ya estamos trabajando en una segunda parte de la gacetilla, donde se han sumado otrxs quince compañerxs que trajeron nuevas actividades como, por ejemplo, acompañantes terapéuticos, construcción, empleadas domésticas, tatuadxres, y algunas actividades más.
Lxs compañerxs vienen de diferentes sectores. Hay compañerxs que se han formado en diferentes Instituciones, Universidades, y que hoy se encuentran desempleados o  con poco trabajo a nivel particular.
Nuestra idea es interpelar a la sociedad y decirles a aquellxs amigxs, aquellas personas que dicen apoyar los derechos humanos, que apoyan la diversidad sexual, bueno que si nos apoyan de manera discursiva, que también lo hagan de hecho. Es decir pedimos que nos empleen, pedimos que nos den una mano, pedimos que contraten a nuestrxs compañerxs para realizar estas tareas.  Por ejemplo, si me funcionan mal las cañerías, bueno agarro la gacetilla y me fijo aquel compañerx que haga plomería.
Por suerte la primera reacción fue muy buena, nos está yendo muy bien con esta gacetilla; a raíz de la publicación, a un compañero que es maestro mayor de obra ya lo contrataron en tres obras en construcción. Al igual que los compañeros albañiles, una compañera que realiza trabajos domésticos, está trabajando y la van a poner en blanco.  Hay un compañero taxista que está siendo muy solicitado, ya que muchas veces las mujeres no confiamos en los taxistas hombres. Y se nos tiene mucha confianza, porque se sabe que nosotrxs tenemos una fuerte formación en cuestiones de género, trabajamos todo lo que es perspectiva de género y diversidad sexual. Abordamos desde ahí una confianza con lxs clientes, entonces nos han llamado mucho.

Estamos muy felices, porque sentimos que esta primera experiencia está siendo un éxito. Y con esta segunda gacetilla vamos a redoblar la apuesta e ir mucho más allá.

¿Cuál es el objetivo de la cooperativa?

El objetivo que tenemos con los compañerxs es, de acá a un tiempo poder formalizar de manera jurídica nuestra cooperativa, tener todos los papeles listos para presentar. Que gracias a nuestra cooperativa cada unx de lxs que la conformamos consiga trabajo. De a poquito fuimos generando, y hacemos crecer esto que, en términos generales, sería una bolsa de empleo pero no hay intermediario, uno contacta directamente lo que necesita.

¿Reciben algún tipo de ayuda del Gobierno Nacional, o Provincial?

No, la realidad es que no recibimos ningún tipo de ayuda del Gobierno Nacional, ni Provincial, ni siquiera a nivel Municipal. No recibimos ayuda de ningún espacio gubernamental.
Antes de que asuma el actual intendente, Gustavo Saenz (Frente Renovador), en el Municipio de La Ciudad de Salta, existía La Dirección de Diversidad Sexual, pero la actual gestión la desmanteló. Desde ese momento, nosotrxs venimos reclamando que se restituya esta dirección en el Municipio.
Por otra parte, a título personal esto, la semana pasada,  desde el Ministerio de Derechos Humanos y Justicia de La Provincia de Salta, dentro de La Secretaría de Derechos Humanos, donde existe la Subsecretaría de Políticas de Género, dentro de ella, hace muy poquito han creado dos áreas. Una de equidad  para las mujeres y otra el área de Diversidad Sexual. Que, históricamente, las organizaciones que militamos y trabajamos por la diversidad sexual venimos exigiendo a los gobiernos provinciales y municipales que generen la apertura de espacios específicos para el colectivo LGTBQ. La semana pasada, crearon una área de la diversidad; y a mí, que venía trabajando ad honorem en la mesa coordinadora de la Diversidad Sexual,  me nombraron como responsable del área de la Diversidad.

Es un área que si bien hoy no cuenta con un presupuesto, nosotrxs vamos a trabajar para que haya un presupuesto.  Particularmente yo, porque no hay equipo, no hay nada, pero queremos interpelar a los funcionarios y a la sociedad.  Para mí es muy importante, porque yo no vengo de la varita mágica de ningún político, ni como parte de ningún partido político, sino que vengo de las bases de una organización social. Y vengo poniendo la cuerpa y militando en la calle hace mucho tiempo. Y no es que comulgue con la derecha, ni nada de eso, sino que vengo desde la militancia y, desde ese lugar, voy a intentar llevar adelante una gestión acorde a las demandas concretas y a la realidad de nuestra población, y de todx el colectivo LGTBQ.

¿Cuál es la situación laboral en Salta y cómo repercute en la población trans? ¿Cómo llevan adelante la lucha por la Ley de cupo laboral trans?

Nosotrxs, como comunidad trans, hoy en día enfrentamos una situación de precariedad muy fuerte. En general la crisis golpea a todas las familias, pero en cuanto a nosotras la situación es mucho más compleja, resulta mucho más difícil conseguir un empleo o mantenerlo.  Y por el lado del Estado, no hay compañeras que trabajen ahí. Esto que se me dio a mi la semana pasada es algo nuevo, no había pasado. Este espacio logrado es la consecuencia de la lucha de un montón de compañeros y compañeras que militaron para que algo así sucediera. Y no lo veo para nada como un mérito personal sino que es colectivo. Es mérito del empuje, del trabajo y militancia de todxs los compañerxs para que esto se dé.
Nosotras, actualmente, desde todas las organizaciones venimos reclamando que se apruebe la ley de cupo trans. Nosotras hemos sido participe de ese proyecto de ley. Que recordemos que el año pasado, el 17 de Mayo, se aprueba en La Cámara de Diputados y pasa al Senado. En el mes de Noviembre de 2016 se trata en El Senado, donde se le hacen modificaciones de forma. Al hacérsele modificaciones vuelve a Diputados y hasta hoy sigue ahí esperando volver a ser tratada y aprobada.
Es por eso que nosotras exigimos, después de tanto trabajo que llevó hacer el proyecto de ley, que llegue al Congreso, que se trate, que se vea. Bueno ahora le toca a los diputados. Entonces, desde las organizaciones sociales vamos a seguir militando y exigiendo que los Diputados aprueben esta ley que es muy importante para el trabajo y la inclusión laboral de toda la población trans.
Yo, desde este puesto que me han otorgado, tengo la posibilidad de interpelar a los diputados y legisladores a que traten la ley de cupo laboral trans. Y también voy a pedir a todos los ministerios que incorporen  a la población trans dentro de sus trabajadxres. Y no es que ahora yo voy a transformar la sociedad  y va a ser todo distinto de una día para otro para el colectivo LGTBQ, pero sí creo que es una gran posibilidad para poder aportar a una gran transformación. Porque como decía nuestra compañera Lohana Berkins, si una travesti ingresa a la universidad, le cambia la vida a esa travesti, pero cuando muchas travestis ingresen a la universidad, le van a cambiar la vida a toda la sociedad.
Sin lugar a dudas, yo quiero que muchas compañeras y compañeros trans entren a trabajar en los ministerios, en la justicia, en la cámara de diputados. Necesitamos que sea real la inclusión trans en esos espacios, que nos han sido negados históricamente. Es necesario hacer ese proceso.
Y creo que la experiencia de la cooperativa es un ejemplo que estamos dando desde una organización social, a pulmón, que interpela a los legisladores, que interpela a los políticos y a la sociedad.

OTRAS NOTAS