LA PATRIA EN DISPUTA

Por María Quintero y Daniel Bello

Los significantes vacíos son significantes sin significado que, inscritos en momentos de cambio político y de construcción de identidad popular, juegan un importante papel en la configuración de una nueva hegemonía política, dice Laclau.

La Patria, en este sentido,  ha sido históricamente un significante vacío, ha sido el sinónimo de emancipación para San Martín, objeto de disputa para las dictaduras y la excusa para el chauvinismo extremo a tal punto de promover una guerra como la de Malvinas. La Patria ha sido para Alfonsín un sinónimo de Democracia. Para Perón han sido los trabajadores y para la era kirchnerista el Otro, como sinónimo de la solidaridad, justicia social e inclusión. Cómo y por qué comienza a llenar de significado a la Patria el macrismo comienza a salir a la luz.

El Cambio simbólico y de hecho

El pasado 24 de marzo se realizó una nueva marcha al cumplirse 41 años del golpe cívico militar de 1976. Se volvió a exigir Memoria, Verdad y Justicia para nuestros 30 mil detenidos desaparecidos.

La marcha tuvo una gran respuesta, en parte, debido al negacionismo pregonado por el gobierno argentino que pone en duda el plan sistemático de exterminio que se llevó adelante no sólo en el país sino también en la región. La respuesta fue masiva y contundente: son 30 mil y fue un genocidio, el cual no se pudo cometer sin la complicidad civil tal y como ocurrió con el empresariado y la justicia argentina.

Retomando el inicio y teniendo en cuenta lo anterior, en este contexto, toma relevancia que la Pirámide de Mayo estuviese cubierta por una media sombra azul, tras la cual se encontraba la escultura que representa La Patria.
Paradójicamente, la estuatua está siendo “arreglada” -en los términos del hombre y mujer de a pie- o “restaurada” si el que habla es un especialista.

Simbólicamente, lo que hizo el gobierno fue ocultar a la Patria de las multitudes que la componen: los guardapolvos blancos y su dignidad, la lucha que llevan adelante las mujeres que han modificado definitivamente la lucha política del siglo 21 y los organismos de Derechos Humanos que siguen reclamando por Memoria, Verdad y Justicia.

Un repaso por la actualidad

Cuando asumió Macri, al momento de jurar, cambio “Patria” por honestidad pese a que la Constitución en su árticulo 93 indica que para la jura presidencial se habla de desempeñar con “lealtad y patriotismo”.
Con el diario del lunes bajo el brazo se puede afirmar que Macri mintió. En todo.

Basta repasar los números de los 15 meses de gestión macrista para confirmar que se ha vuelto a la desocupación de dos dígitos, al aumento de la pobreza en más de un millón y medio de personas y al aumento de la indigencia; y en este marco, además se impulsa desde la Corte una sentencia que beneficia a los genocidas.

La sociedad argentina fue estafada en su buena fe con cuestiones como el EAM ’78, el Fondo Patriótico Nacional, el discurso noventista de la eficiencia de lo privado en la gestión pública o la promesa de recuperar los dólares tras la crisis de 2001.  Pero volvió a creer producto de la política generada en el periodo 2003-2015.
Y creyó nuevamente cuando le prometieron pobreza cero y que no perdería nada de lo que ya tenía, como por ejemplo el trabajo.

Sin embargo, volvió a ser engañada.

En ese punto, el gobierno es consciente de que necesita del aval social para avanzar en la dirección que propone, es decir, la implementación de un modelo económico que se basa en el ajuste, la flexibilización y la toma de deuda.
Y esto lo hará en los términos de que pueda aplicar la fuerza de la ley a su antojo; o bien lo hará mediante la represión y persecución como queda de manifiesto con el sistemático ataque al que son sometidos los gremios docentes desde principios de año y la represión que sufrieron cuando trataban de montar una “Escuela Itinerante”.
Este rol que desempeña el Estado puede leerse en la nota publicada a principios de abril en PPV ( http://bit.ly/2o40s46 )

La Patria llama

El camino que inició el gobierno de Macri en diciembre de 2015, y que hoy continúa, busca sembrar la semilla para que florezca el olvido.

Un olvido que no hará más que poner a la Patria en peligro. Y como ha dicho un revolucionario de Mayo, que tuvo que construir y disputar el sentido de Patria:  “cuando la Patria está en peligro está todo permitido, excepto no defenderla”.

OTRAS NOTAS